La WOOE, el Olimpo del aceite de oliva

El punto de encuentro para potenciar una de las mayores riquezas de España: el aceite de oliva virgen. Esa es la impresión que me queda después de pasar una tarde en la World Olive Oil Exhibition, celebrada en el IFEMA de Madrid durante los pasados días 2 y 3 de marzo.

Con apenas unas nociones muy básicas del sector, por no decir nulas, el objetivo era investigar y comprender a grandes rasgos el funcionamiento y la importancia del mercado del aceite tanto en el plano nacional, como su relevancia más allá de nuestras fronteras.

IMG_0251.JPG

El hecho de acudir a esta feria me ha ayudado a darme cuenta del interés que suscita el aceite de oliva de elaboración española en el resto del mundo. España es el país que más aceite produce y comercializa; y no ser el mayor exportador -en segunda posición por detrás de Italia- radica en la gran cantidad de olivos españoles que se plantan en otras regiones.

Gracias a un trato y a una atención exquisita en todo momento por parte de la organización del evento, así como de las empresas expositoras, la misión fue mucho más sencilla. Si bien desde la plana mayor de la Feria tuvimos el placer de hablar con S. Botas, el director general, que se ofreció a dar respuesta a todas nuestras dudas e interrogantes aportando una visión general para ir entendiendo el mercado del aceite; desde las empresas participantes, la información también se facilitó sin ningún tipo de problema.

Más allá del conocimiento de ciertos datos económicos que genera esta actividad del sector agrario, un par de horas en la Feria también sirvieron para aprender ciertas curiosidades sobre el aceite de oliva. Por ejemplo, sus componentes antiinflamatorios y que Jaén sea la provincia más longeva de España porque casi la totalidad de su población se dedica a su producción y consecuente consumo. El aceite, fuente de juventud.

IMG_0248

Incluso también nos enseñaron los pasos a seguir para convertirse en un catador de aceite profesional: el orden de las fases del proceso de prueba, así como la importancia de desarrollar en profundidad los sentidos del olfato -el aceite huele a hierba recién cortada y a tomate- y del gusto.

En definitiva, acudir a la WOOE fue una experiencia enriquecedora en todos los sentidos: contactar con voces destacadas del sector, conocer a grandes rasgos su impacto económico en España y el resto del mundo, adquirir informaciones curiosas sobre los productos y, por supuesto, deleitarse con los mejores aceites del planeta, lo que fue un auténtico privilegio para el paladar. Tenemos el mejor aceite de oliva y las mejores materias primas… ¡démosle toda la importancia y recursos que se merece este sector!

 

Anuncios